Murió Osvaldo Fattoruso | Suplemento Cultural | Secretaría de Extensión Universitaria y Cultura | UNER
PortadaEditorialVideotecaAudiotecaLiteraturaCorosPEDEAEContacto

Murió Osvaldo Fattoruso

Una marca en la música rioplatense, Osvaldo Fattoruso llevó lo mejor de la música uruguaya por el mundo.


Nos queda el resultado de su trabajo y de su vida en discos inolvidables.
 Fattoruso es sinónimo de música, de la mejor música. Más que apellido es una marca, "los Fattoruso", por dos hermanos, Osvaldo y Hugo, que marcaron la historia de la música uruguaya, recogiendo lo mejor del mundo y rescatando raíces propias, para una fusión que cautivó al público del Río de la Plata y también fuera de fronteras.
Un maldito cáncer se llevó hoy a Osvaldo Fattoruso y queda la imagen de esa sonrisa detrás de la batería en un rincón montevideano de una sesión de jazz, en el clásico "Baar Fun Fun" de la Ciudad Vieja, o en un gran escenario.
Los Fattoruso "rompieron todo" con la mágica creación de "Los Shakers" en la segunda mitad de los sesenta, presentándose igualitos que los Beatles, y con música que repercutió fuerte y sacudió al Uruguay y a la Argentina.
El rock, el jazz, el candombe, la murga, la buena música siempre estuvieron ligadas a Osvaldo, que había nacido en el otoño montevideano de 1948, en un hogar de músicos, y que ya de niño comenzó a trabajar en lo que amaba, como baterista del trío que formaba con su padre y su hermano mayor.
Luego llegó el tiempo de una banda de jazz, por la que pasaron músicos que han tenido gran trayectoria: The Hot Blowers. Allí estuvo con el popular Ruben "Negro" Rada, con el que luego dirigió la Filarmònica Municipal, el maestro Federico García Vigil, y con el conductor de televisión y músico "Cacho" de la Cruz, una de las figuras de la TV del Rìo de la Plata de mayor trayectoria.
Su etapa en los Estados Unidos fue con la creación del grupo "Opa", banda que dejó cuatro maravillosos discos de estudio y dos más grabados en vivo, con la fusión de rock, jazz y ritmos latinoamericanos, dentro de los cuales el más buscado fue el candombe.
En "Opa", expresión típicamente montevideana de saludos, Osvaldo estuvo con su hermano Hugo, con Ringo Thielmann y en una fase de la banda con el Negro Rada.
Tras vivir en los EE.UU., Osvaldo volvió al Rio de la Plata y se instaló en Buenos Aires a inicios de los ochenta, donde tocó con Litto Nebbia, Luis Alberto Spinetta, Alejandro Lerner, León Gieco, Fito Páez, y otra vez con Rada.
En los años noventa, Osvaldo Fattoruso se metió de lleno en el candombe, junto a su compañera Mariana Ingold, una joven uruguaya que había surgido de un concurso de canto familiar en la televisión montevideana. Participaron en la comparsa de negros y lubolos, tanto en el desfile tradicional de "llamadas" por los barrios Sur y Palermo, como en el concurso de Carnaval en el Teatro de Verano del Parque Rodó.
En los 2000 volvió con su hermano Hugo y su sobrino Francisco, hijo de éste, a recrear el Trío Fattoruso con el que había comenzado en el mundo de la música.
Se fue Osvaldo y queda su música, mucha música. Y de la buena

www.lanacion.com.ar/1494431-murio-el-musico-uruguayo-osvaldo-fattoruso